Calle de Aragón, 197 Interior - 36206 Vigo. Teléfono: 986 433 515

coepo@coepo.com

Calle de José Casal, 5 36001 Pontevedra. Teléfono: 986 857 095

coepo@coepo.com

OPINIÓN

Artículo publicado el sábado 2 de marzo en Faro de Vigo a propósito de la reforma de Atención Primaria

Faustino Portela: “El Centro de Salud no debe empezarse por el tejado”

 

Faustino Portela junto a la periodista Bibiana Villaverde en una reciente entrevista en Radio Voz a propósito de la reforma de Atención Primaria.

Faustino Portela, secretario del Colegio, es sobre todo enfermero de Atención Primaria. Desde la publicación del borrador ha intervenido públicamente como voz crítica, aunque constructiva, a propósito de la reforma que Sanidade pretende dar a la Atención Primaria y en la que “la enfermera no está debidamente contemplada al nivel que merece” -dice-.

Opinión. Por Faustino Portela. Faro de Vigo, 2 de marzo, 2019.

El borrador que define el nuevo modelo de Atención Primaria en Galicia es de diagnóstico delicado. Doy por hecha la mejor intención de Sanidade al pretender adaptar la atención sanitaria a los nuevos tiempos en los que resulta innegable, como la propia consellería reconoce, la importancia del papel de la enfermera que, con el objetivo de llevar a cabo una correcta continuidad asistencial con criterios de calidad, es para muchos ciudadanos el profesional de referencia.

La idea es buena y contiene muchos puntos positivos, otros no. En cualquier caso, todos ellos susceptibles de minuciosa revisión. Nos dicen qué quieren hacer, pero falta el cómo y el cuánto.

No es tarea fácil prescribir soluciones cuando serán tantos los profesionales implicados en su desarrollo. A la enfermera se le atribuyen nuevas y más funciones, algunas ya impuestas con anterioridad, pero se interpretan como una descarga de funciones en favor del médico sobrecargando entonces a la enfermera y manteniendo así el bucle de la merma cualitativa en la atención al paciente.

La enfermería tiene funciones y responsabilidades propias, independientes de las médicas, interrelacionadas y complementarias en muchos casos, pero, que quede muy claro, la enfermera no es la ayudante del facultativo, entenderlo así es un imprudente viaje a otros tiempos. Es necesaria la creación de una dirección de enfermería que paralela y coordinadamente con la dirección médica gestione sus propios recursos, competencias y funciones.

Lo primero será definir bien esas funciones y sus protocolos, sometiéndolas a un marco jurídico que las reconozca y respalde legalmente, para después fijar el número necesario de profesionales para su desarrollo. ¿Cuántos y con qué medios?

Actualmente existen deficiencias, faltan profesionales, no solo de enfermería, desbordados en muchos casos. Es imprescindible aumentar el número de enfermeras. El objetivo de excelencia en atención y cuidados no se alcanzará sin ese incremento ni los medios necesarios para su desarrollo.

En definitiva, funciones, marco legal, incremento de profesionales, medios y presupuesto para ello. Después ajustemos el plan a las posibilidades reales, el papel lo aguanta todo, pero no debemos comenzar el centro de salud por el tejado.

Compartir